viernes, 1 de junio de 2007

Hagamos una excepción en este rincon del reloj de segundos propios y compartidos
Abriré este espacio al siempre querido Benedetti... pondré mis palabras y sentidos en su voz, él sabrá mejor qué hacer con ellos:

Tiempo sin tiempo

Preciso tiempo necesito ese tiempo
que otros dejan abandonado
porque les sobra o ya no saben
que hacer con él
tiempo
en blanco
en rojo
en verde
hasta en castaño oscuro
no me importa el color
cándido tiempo
que yo no puedo abrir
y cerrar
como una puerta

tiempo para mirar un árbol un farol
para andar por el filo del descanso
para pensar qué bien hoy es invierno
para morir un poco
y nacer enseguida
y para darme cuenta
y para darme cuerda
preciso tiempo el necesario para
chapotear unas horas en la vida
y para investigar por qué estoy triste
y acostumbrarme a mi esqueleto antiguo

tiempo para esconderme
en el canto de un gallo
y para reaparecer
en un relincho
y para estar al día
para estar a la noche
tiempo sin recato y sin reloj

vale decir preciso
o sea necesito
digamos me hace falta
tiempo sin tiempo.
Mario Benedetti

¿ a alguien le sobra un poco de ese tiempo atemporal para compartir con este raton cansado?... ¡que pare la rueda que yo me bajo!

7 comentarios:

capicuas dijo...

Qué bueno Benedetti!, necesitamos tiempo sin tiempo, pero ¿como paramos la rueda?... Mi película preferida es "el lado oscuro del corazón", la primera no la 2... cine y poesía de la mano. Gracias Sonia por tu blog. Un saludo.

Berenice dijo...

Vaya.. debo conocerte, pero realmente no se quien eres.

Que intriga...!

Gracias por tu comentario, y muy buen gusto poetico y cinéfilo.

capicuas dijo...

Jeje...una pista, soy Jose O, a ver si así lo pillas... un saludo.

Berenice dijo...

¿?¿?¿?¿ estoy mas perdida que un pulpo en un garaje...

Anónimo dijo...

jajajaja

Berenice dijo...

no hay mas pistas???

Anónimo dijo...

DESDE FERNANDO POO: MUCHAS FELICIDADESSSSSSSSS!!!!!
QUE SEAS MUY FELIZZZZ!!

BESITOSSSSSSS!!MUAAAAAAAA!