jueves, 13 de septiembre de 2007

ruido


El ruido sordo de mis pensamientos
anuda un as de guía en mi garganta
como una corbata apretada más de la cuenta


Ruido apagado y machacón
que controla el aire que respiro
como una compuerta tacaña y llena de roña


Déjame en pausa un instante
permite que el sueño llegue
para olvidarme
para soñarme
para rendirme
aunque solo sea un momento
al silencio


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Que en ese silencio el farol de tu cruz de guía ilumine tus pasos y te lleve a la fuente de tus anhelos.
Manu

El Dueño de los Cajones dijo...

que nuestros pensamientos sean guia y velero
hacia el puerto tranquilo de la felicidad.
Siempre.

Un beso

jaromil dijo...

Soltad la rienda, pensamientos,
y dadme la música
de sus sueños.

Iván dijo...

Silencio... Cuanto se echa en falta cuando más lo necesitas. Cuando el ruido te ahoga entre sus estridencias.