jueves, 6 de septiembre de 2007

¿la vida pesa?


Últimamente me ando fijando en la gente mayor, esos abuelos y abuelas que pasean por la vida despacio. Me gusta observarles como quien consulta un oráculo, buscando en el presente algo de lo que puede ser el futuro.


Es irremediable ver en muchos de ellos algo de tristeza ya enraizada, y mucho cansancio. En algunos casos incluso un malhumor enquistado. Son muy pocos los que aun sonrien con la mirada, los que se rien con ganas o tienen un gesto de ternura y fortaleza. Son pocos, si, pero aquellos que tienen ese duende nos consiguen conciliar con la vida y con el tiempo, sobre todo.


Y yo me pregunto ¿pesa tanto la vida? ¿realmente la alegria se desgasta cada dia?... me gustaría pensar que no es cierto, que se puede llegar a ser uno de los pocos que aun vive cada momento con energía, sin pensar demasiado en el broche final, ni cuando llegará.


No sé si llegaré a vivir tanto como para convertirme en una anciana, las estadísticas me ofrecen bastantes posibilidades, así que, espero poder pertenecer al grupo minoritario que es eterno fénix de días.

Aunque mucho me da que seré de las cascarrabias que andan despacito recordando tiempos pasados y en espera de mi cita puntual con el postre de la vida.


... ya veremos


3 comentarios:

Stirga dijo...

Pues fíjate que yo te veo de las incansables, con mil cursos, mil viajes, mil planes, mil proyectos y rodeada de gente sorprendida de lo que aprende contigo...

Quijo dijo...

Qué bueno es hacer siempre mil cosas, nuevos proyectos, nuevas ilusiones, nuevos sueños...qué bueno es...

Iván dijo...

Quién sabe. Yo te veo con una libreta, apuntando en verso lo que ven tus ojos.
Y es que la vida depende de la ilusión con la que se disfruta. Si tienes pasión por lo que haces desearás cada día como si fuera el último. Sino simplemente te apagas esperando a que llegue el momento final. Y yo te veo de los primeros. ¿No?