miércoles, 8 de agosto de 2007

tic tac tic tac...


Cuando nací
mi cabeza y mi corazón se hallaban próximos,
tan próximos
que era imposible distinguirlos.


No acertaba a saber
si sentía lo que pensaba
o pensaba lo que sentía.


Para no confundir los latidos
con los devaneos de alguna neurona loca
acercaba la cabeza al pecho
y me quedaba oyendo
los bombeos de mi corazón ligero
tic tac tic tac...


Era fabuloso poder
ir de aquí a allá
huyendo de la sensatez
con mi cabeza y mi corazón unidos.


Pero el tiempo me cambió,
mi cuerpo fue creciendo,
mi cuello se irguió
para alejar mi cabeza de mi corazón.


Ahora los sentimientos y la razón
no se conocen,
por razones de altura
dejaron de mezclarse.



7 comentarios:

Stirga dijo...

Hay días que estás sembrada... con las ideas, con la forma de contarlas... Y veo que sigues acercando la cabeza al pecho para escuchar al corazón. Haces bien!!!

Iñaki Murua dijo...

Bueno Sonia, creo que has oído hablar del premio Thinking Blogger Award ;-)
Pues... que te he elegido entre los blogs que frecuento: aquí está el post

Jordi M. Novas dijo...

esto es un blog elegante, con estilo, si señor.. señora.. señori..se..

Berenice dijo...

Muchas gracias por la elección Iñaki, y enhorabuena por tu mención.
Tiene su punto esto del blogeo eh?

Berenice dijo...

Creo que es mutuo Jordi.. yo no he dejado de leer el tuyo y acabo de ver que has actualizado.. me pongo a leerlo yaaa! :)

Irene dijo...

He pensado en el corazón,
me ha llegado a la razón.

escaldo dijo...

Y eso porque?

Que hay en nosotros, que dicta a quien amar... y por que no hacerlo...

¿Quien es?

¿o que es?

Si fuera alguin,
lo abandonaria,
si fuera algo...

No se...

Pero si fuera
parte de mi cuerpo...

Lo arrancaria...

Lo abandonaria...