miércoles, 29 de agosto de 2007

resorte


Tengo un pequeño resorte,
un muelle escondido en algun pliegue interno
que me llena de vida y fuerza
cuando me creo vencida.


Es un mecanismo diminuto
imprevisible y loco.
Nunca sé donde se esconde
ni cuando se dispara,
pero es mi pequeño fénix;
el que me despierta
y me recompone los huesos,
que me alumbra
y me dirige hacia delante...
siempre hacia delante.


A veces salta
como una llama traviesa
en una hoguera,
me prende por dentro
y me eleva.


Qué suerte poder tenerlo conmigo
y qué bueno es que me despierte
justo en el momento en que olvidé tenerlo.


5 comentarios:

Stirga dijo...

¿Ves? Basta con buscarle el lado positivo...Je, je, está bien el contagio...

Me alegro

Besos

Jordi M. Novas dijo...

Yo a veces sueño con ese tipo de saltos y resortes. Sueño cosas muy raras..

Berenice dijo...

Los sueños nunca son raros, son sueños sin más,no se rigen por ninguna norma.

escaldo dijo...

Imaginate tener piltrafilla dentro de ti, durante todos los dias del año...


Seria genial...

Ya me estoy riendo...
Imaginandome al de las sardinas,
dentro de mi cabeza, por la mañana temprano al despertarme...

Vendita vida asi...

Un besazo...

Iván dijo...

y que siempre lo mantengas engrasado y listo para liberarse...