miércoles, 2 de julio de 2008

herencia


Heredé las ganas de luchar,
el gusto por la naturaleza
y el impulso a viajar sin rumbo.

Heredé el valor de las caricias,
la mirada directa a los ojos y el corazón
y la importancia de decir “te quiero”.

Estarás de acuerdo conmigo...
sin duda,
soy una afortunada heredera.


4 comentarios:

Fran dijo...

heredaste la valentia, el saber disfrutar de cada instante, el pensar bonito...

M i K e L dijo...

Me ha encantado. Gran herencia la tuya, polita!

Raquel dijo...

Sin duda, estoy de acuerdo contigo. Eres una afortunada heredera. No dejes de practicarlo.

Mar dijo...

tesoro cada dia me sorprendes más ,tienes la cabecita mas lindas del mundo, y el corazón más transparente que las aguas de un manantial ,por todo eso te quiero mi niña.