miércoles, 26 de marzo de 2008

camino al cielo


porque estas manos que
te surcan
te hablan
enmarañan
tu pelo
y velan tu sueño
te dicen que te aman
desde la vuelta de la esquina
hasta el último rincón de tus pupilas
por eso,
y aunque sea solo por eso
sonténlas
conténlas entre las tuyas
y andemos sin sendero
hasta el cielo


5 comentarios:

Fran dijo...

bufff...tus palabras quitan el sentio señorita Berenice...das himmel wartet auf uns...Mimi nakupenda sana sana sana..

Anónimo dijo...

uufff que bonito mi niña , cada dia me gustan mas tus poemas srta berenice, llevas el duende con la luz alumbrando

Jordi M. Novas dijo...

yo quiero a escribir así.. ¿por qué no puedo escribir cosas bonitas?

Berenice dijo...

querido Jordi... con el talento para la narrativa desgarrada e irónica que tienes.. ¿para que quieres escribir cosas bonitas?
Yo no sabria escribir historias como las tuyas, de esas que mantienen la intriga hasta el final , siempre sorprendente y redondo. Ni podría escoger las palabras como lo haces tu para describir en tan poco tantisimo...
creo que lo mejor será seguir leyéndonos y disfrutando en el estilo del otro lo que no sabemos hacer cada uno.
gracias por seguir siendo fiel lector y comentarista.. yo me he vuelto más silenciosa últimamente

Carlosgus dijo...

Seguro que esas manos no tendrán que sostener las tuyas, más al contrario se estarán aferrando a ellas para ser guiadas por tu viaje aventurero.

Precioso poema, me alegro de poder reecontrame con tus palabras cuando mi desordenado seso decide que necesita alegría.