domingo, 11 de noviembre de 2007

por qué?

Me aplico un extracto de un poema de Neruda... ¿y vosotros?


A quién le puedo preguntar
qué vine a hacer en este mundo?

Por qué me muevo sin querer,
por qué no puedo estar inmóvil?

Por qué voy rodando sin ruedas,
volando sin alas ni plumas?

(...)

5 comentarios:

Iván dijo...

Por que estamos vivos. Y en el momento en que te pares estás muerto. Sea física o anímicamente. Por eso lo mejor es moverse. La esencia misma de la vida.

Stirga dijo...

Bufffff, qué cosas para plantearse un domingo. A ver, los domingos son para pasear y para pasar la tarde acurrucuados, con un libro, una peli... solo o con los más íntimos... pero no para plantearse estas cosas tan difíciles.

Bueno, a ver... aunque los domingos voy con el freno echado, porque son días para sentir y no para pensar... en cuanto a moverse, coincido con Iván, porque si te paras estás muerto. Pero lo de saber qué vinimos a hacer, ay! me he preguntado tantas veces eso, y qué tenemos que dejar... otro día.

Pero me alegra ver que estás en plena forma.

Besos

á xibela dijo...

Nos lo aplicamos también.

Mi sensación es la de ir a la deriva, navegando sin rumbo donde el viento me lleve.

Cuando me hago preguntas sobre mi destino (sí, los domingos son un día propicio), no suelo encontrar respuesta.

Saludos.

escaldo dijo...

Mira el mar, tan muerto, y tan vivo...

Mira el cielo, tan vivo y tan muerto...

Mira cualquier muerto, tan muerto, tan vivo...


Inmovil...

El mundo gira .... es imposible...

Ahora soy Luz... dijo...

¿Y no será que en realidad sí sabemos quién tiene y dónde está la respuesta?

Da miedo mirarse, eh...?